miércoles, 13 de octubre de 2010

Siento como desespero en su ausencia, el corazón late lento, las horas se hacen interminables, mi mente vaga entre mis recuerdos con ella, mis labios sienten la falta del roce de los suyos, mi mirada se pierde al mirar y no encontrarla, mis oídos añoran el sonido de su voz, su risa..
Siento que aveces no existen palabras para definir esto que siento. 


Y es que deseo que transcurra el tiempo rápido, por que sesenta, noventa días son lo que me separan de ella ahora mismo. 
Más cuando pasen, me levantare cada día y al despertar estará ahí. Por que vivir a su lado será cada día un sueño..
Y quiero comprar ya cada uno de los muebles que darán vida a nuestra casa, pintar paredes, comprarla un espero para que cada día vea lo más bonito que en esa casa habrá, ella misma. Y sobretodo llenar esa casa de algo etereo como es el amor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario